3 cuestiones clave sobre las finanzas de tu negocio

pexels-photo-large (4)Hablar de finanzas supone hablar de dinero líquido

Que tu negocio tenga resultados positivos no quiere decir que el saldo del banco haya aumentado respecto al período anterior.

Ni al revés.

Que tu negocio tenga resultados negativos en este ejercicio, no implica que hayas tenido problemas de tesorería.

Así que quiero contarte las tres cuestiones fundamentales que debes conocer si gestionas un negocio, especialmente si lo tuyo no son las finanzas:

1.- El efecto del lenguaje contable

La normativa aplicable en materia contable tiene un efecto sobre la preparación de la cuenta de resultados de un período de tiempo (un mes, un año…), y es que las cifras que muestra no son representativas de las entradas y salidas de tesorería de tu negocio.

Los ingresos se contabilizan cuando se devengan, es decir, en el momento en que la venta se considera que se ha producido porque el producto o servicio ha sido entregado. Este momento no es necesariamente coincidente con el momento en el que se produce la entrada de dinero.

Por otra parte, los gastos se reflejan en la cuenta de resultados también de acuerdo al principio de devengo. La idea básica es que en el momento en el que se produce la venta, se registran los costes asociados al producto o servicio que se haya vendido. De nuevo, las salidas de efectivo se producen en momentos distintos.

La información de la cuenta de resultados nos facilita la estructura de los datos necesarios para construir el flujo de cobros y pagos que generará el negocio. Tarde o temprano, los ingresos y gastos de la cuenta de resultados se transformaran en caja.

Independientemente del lenguaje contable, la magnitud realmente gestionada por las finanzas es el dinero efectivamente ingresado en la cuenta del banco. Sólo que en un horizonte temporal distinto al del devengo contable.

2.- Conceptos no relacionados con el efectivo

El más importante es el gasto que se contabiliza por la pérdida de valor de ciertos activos como consecuencia del uso y/o del paso del tiempo. Es la amortización, que es un gasto, pero “no se paga”, al menos por el importe reflejado en la cuenta de resultados.

De acuerdo con los principios contables, en lugar de aplicar un gasto el año de la compra y desembolso de la inversión, se computa como gasto la parte proporcional a su uso durante los períodos anuales que se entiende que va a ser “económicamente útil”.

3.- Tiempo y costes

Es fundamental la diferencia que representa el tiempo sobre los costes de un negocio, y es clave para entender sus finanzas.

Cuando el horizonte temporal es muy corto, muchos costes son fijos, porque no tenemos capacidad de cambiarlos, o tenemos muy poca. En cambio, cuando nuestro horizonte de gestión es el largo plazo, todos los costes se convierten en variables.

Tenerlo en cuenta es imprescindible para crear el futuro que queremos para nuestro negocio.

Poder diferenciar los gastos de nuestro negocio entre fijos y variables, entre costes generados como consecuencia de las ventas y costes de estructura, es fundamental para una visión estratégica de futuro.

La cuenta de resultados que nos reporta la contabilidad general es insuficiente en este sentido.

La información imprescindible que necesitas de la cuenta de resultados de tu negocio, y que no facilita la contabilidad general es: a) coste de las ventas, b) margen bruto, c) costes de estructura.

El diseño y seguimiento de una contabilidad analítica adaptada a la forma en la que tu negocio genera valor, debe convertirse en una herramienta imprescindible para gestionar las finanzas del presente y el negocio del futuro.

Este contenido ha sido adaptado del libro Nuevas Finanzas para Nuevos Negocios

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>