Definir objetivos: identificando los factores clave de tu negocio

tiempo de reflexionEs posible que pienses que las teorías de gestión, de management, están reservadas para la dirección de las grandes empresas, y que en tu negocio no necesitas sofisticación para gestionarlo.
De entrada, ¡estamos de acuerdo!
No hay que hacer las cosas complicadas.
Simplificar es la regla fundamental que deberías seguir para no hacer más difíciles las cosas que por su propia naturaleza no son sencillas.
Tengo que confesarte que me molestan las recetas mágicas que cuentan muchos que dan consejos para dirigir un negocio “fácilmente”. La verdad es que ni es fácil ni hay recetas mágicas.
Pero también es cierto que sin definir unas pautas de actuación que marquen el camino a seguir, van a impedirte que puedas tomar decisiones con claridad y enfoque.
Esta es la razón por la que necesitas actuar con una estrategia que hayas definido previamente que te sirva de guía para la gestión.
Las tres acciones imprescindibles que deberían formar parte de la gestión de tu empresa, antes de que te atrapen (de nuevo) las consecuencias negativas de no hacerlo al volver a la lucha del día a día son:
1. Márcate objetivos
2. Define un sistema de información para seguirlos
3. Identifica y pon en práctica incentivos adecuados para las personas que colaboran contigo
En el post de hoy voy a centrarte en la primera acción, en la definición de objetivos, y para empezar quiero hacerte una pregunta:
¿Cuáles son tus objetivos para este año?
Tal vez no puedas contestar a esta pregunta.
Si no incorporas la definición de objetivos como hábito en la gestión de tu negocio, estás dejando que las cosas que suceden empujen en una u otra dirección sin que decidas TÚ hacia donde se dirigen tus esfuerzos.
Y quiero que sepas que no necesariamente tiene que ser así.
Si piensas por un momento cuales son las acciones más relevantes en las que te estás centrando actualmente, tienes bastantes pistas de los factores clave de tu negocio para este año, aunque tal vez no los hayas cuantificado o escrito.
Puede que te estés centrando en aumentar las ventas en nuevos mercados, o en lanzar un nuevo producto o servicio, o en abrirte a clientes a los que hasta ahora no te habías dirigido…
Los objetivos marcados deben hacer referencia a los factores clave.
¿Cuáles son los factores clave de tu empresa? ¿Cuantos hay?
Ya me dirás que son más de uno y más de dos, claro, pero seguro que no son 400!
Así que te propongo que hagas el siguiente ejercicio:
1. Haz una lista de los factores que actualmente en tu negocio son clave para ti
2. Identifica un valor cuantitativo con el que puedas representar actualmente a dicho factor
3. Intenta marcarte como objetivo el valor que persigues antes de 18 o 24 meses
La razón de que el horizonte temporal que te propongo sea de 1 año y medio o 2 años, es porque por mi experiencia 12 meses es demasiado poco tiempo para conseguir cambios significativos cuando nos referimos a variables clave en la estrategia de la empresa.

Es mucho más fácil cuando lo llevamos al plano personal y lo concretamos en una sola cosa y el horizonte temporal no es tan lejano.
Imagina que una de las cosas que más te preocupan actualmente es tu salud. Has ganado peso y no te sientes tan bien como antes. Vas a visitar al médico porque quieres saber si en su opinión el malestar está provocado por el exceso de peso, y a partir de su opinión decides que necesitas perder 5 kilos en 1 mes. El factor clave en este caso es tu salud y el indicador elegido para mejorar la misma es tu peso. La pérdida de 5 kilos es el objetivo y para ello nos hemos marcado un plazo de tiempo que es un mes.
Naturalmente para conseguirlo vas a tener que entrar en acción. Decidir perder peso no es igual a perderlo de verdad así que vas a tener que cambiar cosas de las que venías haciendo porque haciendo las mismas tu peso no es el que te has marcado como objetivo. Seguramente lo que vas a comer cada día va a cambiar (acción) y al menos cada semana vas a comprobar (seguimiento) si te estás acercando o no al peso ideal para poder seguir con lo que haces o ir ajustándolo.
Imagina que una vez ha pasado este mes de tiempo has perdido efectivamente 5 kilos. Bien! El objetivo ha sido conseguido a tiempo. Aunque no nos garantiza una mejor salud si no cambiamos efectivamente los hábitos respecto a nuestra dieta y su seguimiento.
Al igual que con la salud personal, los objetivos de negocio que nos marquemos deben ser sostenibles a largo plazo. Más allá de aumentar las ventas en un período concreto, es muy importante que definas bien los factores que son realmente clave para la sostenibilidad de tu empresa.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>