La pregunta del millón: ¿qué sueldo me pongo?

otoñoPienso que la pregunta que encabeza el título es una de las que más se repite en todas las formaciones para empresas sobre finanzas y estrategia. Muchos emprendedores, autónomos y empresarios me han hecho esta pregunta muchas veces.
No es una cuestión sin importancia. Una de las dudas más comunes es cuál es el sueldo que debe imputarse a un proyecto de un negocio cuando necesitas presentar un plan de viabilidad, ya sea para conseguir financiación o para presentarte a un concurso.

Por eso te propongo:

6 reflexiones que debes hacerte sobre tu sueldo

1) Tu economía doméstica

Si vas a vivir de tu negocio, vas a dedicar tu tiempo esfuerzo energías… y lo normal es que lo retribuyas adecuadamente.
Necesitas ponerte el sueldo que necesitas para vivir, como mínimo!
No vale hacerse trampas para poder cuadrar mejor los números.

Si piensas que tu negocio no puede pagar tu sueldo, entonces no es un negocio, es un hobby!!

Y tal vez necesitas un trabajo para poder dedicar horas a tu hobby.

Igual no suena muy bien, pero un negocio no lo es si no permite pagar los gastos de desarrollar los trabajos y generar un resultado positivo.

2) Los pagos a cuenta de la administración

Hay que tener clara la diferencia entre el sueldo bruto, neto, liquido… Vas a cobrar en 14 pagas o en 12?
He visto montones de veces confusiones terribles entre lo que se le ha dicho a un futuro trabajador de cómo se le retribuirá su trabajo y de lo que éste ha entendido.
Haz bien los cálculos, y si te pierdes un poco, consulta a un asesor.
Debes saber que una parte de tu sueldo va a la Seguridad Social, o como trabajador o mediante la cuota de autónomos. Además, se deducirá una cantidad del sueldo en concepto de retenciones. Estos importes son cantidades a cuenta que Hacienda recauda y para quien la empresa hace de mera recaudadora. Representan la cantidad a cuenta de los impuestos que te corresponde pagar por tus rentas, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

3) La fiscalidad

Además de hacer de pagador por cuenta de la administración tu fiscalidad depende de tu situación económica y de tu situación personal. La retención mínima que se vaya a aplicar a tu retribución está establecida por ley

4) La retribución del esfuerzo adicional

Antes de ponerte el sueldo debes pensar que harás cuando las cosas vayan muy bien o cuando vayan muy mal.

Una buena parte de las empresas, cuando se ven en dificultades para cubrir pagos, una de las fuentes que utilizan es dejar de cobrar su sueldo. Cuando vayan bien, es normal que quieras aumentarlo, una vez tienes claro los tres puntos anteriores.

5) ¿Cómo es tu retribución respecto al resto de trabajadores?
Aunque de momento seas tú el único trabajador, es importante que te plantees cual esperas que sea la escala de salarios que vas a ofrecer a las personas que quieres que formen parte de tu equipo.

Si quieres que se impliquen contigo en el proyecto, es razonable pensar que la retribución va a ser un factor con el que puedes gestionar este compromiso, aunque no vaya a ser el único.

6) ¿Qué pasa si entran más socios?
Imagina que el negocio va como un tiro, y se te presenta la oportunidad de hacer crecer más rápido tu empresa.

Si tu retribución y la de tus trabajadores está clara, tanto la actual, como la que puedes ofrecer en el momento en el que la empresa se desarrolle, podéis focalizar mejor los esfuerzos a la hora de cuantificar el valor de la empresa.

Si no te has planteado este escenario, es más fácil que caigas en el error de infravalorar tu empresa o la participación de la misma, ahora y en el futuro.
Si las pautas están claras ahorraras mucho tiempo, y evitarás complicaciones.
No sabes que va a pasar en el futuro de tu negocio, pero independientemente de los resultados, hacerte estas preguntas antes de que te ocurran te da una mayor ventaja.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>