Urgente! Tengo problemas de tesorería. Necesito financiación!

Shackled to the moneyUno de los riesgos más importantes al que debemos anticiparnos es que se produzcan situaciones de iliquidez que bloqueen el desarrollo de la normal actividad en el día a día.
En realidad, cuando la función financiera está bien resuelta en una empresa, quiere decir que no hay sustos ni sorpresas, pero también quiere decir que se subestima la importancia de que hay ciertos procesos que están funcionando. Vaya, que no es casualidad!
En muchos casos, hay empresarios que describen su situación de iliquidez tal como se expresa el título de este post, y es cierto que en todos los casos, más financiación resuelve, de entrada, el problema de tesorería al que nos enfrentemos en ese momento. Si no tenemos suficiente dinero para pagar las nóminas del mes, si el del banco nos concede una póliza de crédito o nos admite un descubierto en la cuenta corriente, aparentemente hemos resuelto el problema urgente que teníamos.
La cuestión es, ¿hasta cuándo? Tal vez hasta el siguiente final de mes, o tal vez antes de acabar el año volveremos a tener el mismo problema.

La falta de tesorería es un síntoma, no la causa de la falta de dinero.

Igual que cuando tenemos fiebre y nos tomamos un medicamento para bajarla, no estamos arreglando el problema, especialmente si no sabemos cuál es. Si no disponemos de una diagnosis, del médico en este caso, estamos actuando de forma que el problema real queda oculto por la acción del medicamento. Y la diagnosis de la situación financiera requiere de un análisis que va una mica más allá de ver que no tenemos dinero para hacer los pagos de fin de mes.
Las empresas que no sobreviven y tienen que cerrar lo hacen por falta de tesorería para continuar funcionando. Pero la falta de tesorería no es la causa sino la consecuencia.
Debemos ir al origen a fin de minimizar este riesgo.
Para hacer este análisis, debemos hacernos dos preguntas fundamentales en la gestión de nuestra empresa: ¿Cuánto dinero necesito? ¿Cuándo lo necesito? Antes de solicitar más financiación, debemos poder defender la forma en que generaremos los flujos de caja suficientes para poderlo devolver.
Simplificando, gestionar las finanzas de tu empresa se resume en tener la tesorería suficiente (cuanto: volumen de dinero) en el momento en que la necesitamos (cuando: horizonte de tiempo). Las respuestas a estas preguntas están en relación directa con la actividad de nuestro negocio, con las inversiones efectuadas y con la forma en que estas se han financiado.
Anticiparnos a posibles situaciones de iliquidez es una de las acciones más relevantes en las que debemos invertir tiempo y recursos para mejorar la viabilidad y sostenibilidad de cualquier negocio.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>